Notice: Undefined index: options in /home/wavies/becasestudio.wavi.es/wp-content/plugins/elementor-pro/modules/theme-builder/widgets/site-logo.php on line 194

Becas Estudio

Cómo combatir la pereza

combatir pereza
Facebook
Twitter
LinkedIn

La pereza es esa gran losa que en ocasiones se coloca sobre nuestra espalda y nos hace detenernos. Nos deja sin fuerza, sin motivación. Se quitan las ganas de ponernos frente a los apuntes y cualquier cosa que nos aleje de ellos nos resulta bienvenida. Pero esto no puede seguir así, ha llegado el momento de vencer a la pereza y con los consejos que te traemos hoy lo vas a conseguir.

  1. Muévete, y hazlo con decisión. Si estás sumergido en una inercia de desgana y de falta de productividad ha llegado el momento de dar un paso para superarlo. Puedes empezar, por ejemplo, ordenado tu lugar de estudio y dejándolo perfecto para sentarte a trabajar con más ganas.
  2. Establece metas realistas, pequeñas, delimitadas en el tiempo. Nada de grandes propósitos que te hagan sentirte sin fuerza para alcanzarlos. Debes desfragmentar y así seguro que consigues concentrarte a fondo en la tarea que tienes entre manos y rendir mucho mejor. La superación de ese reto supondrá todo un estímulo para seguir y avanzar, y así conseguirás ganar la batalla a la pereza.
  3. A veces nos llenamos de excusas para justificar nuestra pereza cuando el único problema radica en nosotros. Deshazte de esos pensamientos victimistas y derrotistas y pasa a la acción. Si no lo haces tú te aseguro que nadie lo hará por ti. Y si quieres aprobar, pasar de curso o sacar una matrícula de honor tendrás que poner de tu parte.
  4. Busca recompensas. Quizá el hecho de sentarte a estudiar un tema cuando el calor empieza a apretar no es lo que más te apetece, pero sabes que tienes que hacerlo… Piensa que, en cuanto termines, te vas a regalar un riquísimo helado o te darás un baño en la piscina. ¿A que apetece más?
  5. La pereza se nutre de la procrastinación, que es esa capacidad tan grande que tenemos en muchas ocasiones de aplazar una situación o actividad que tenemos que hacer, sustituyéndola por otra cosa menos importante pero que nos resulta más agradable. Y cuanto más lo dilatemos en el tiempo más pereza nos dará, y entraremos en un círculo vicioso… Rómpelo antes de empezar.
  6. Practica deporte. ¡Es bueno para todo! Y aunque pueda parecer un poco contradictorio, ya que se supone que no tenemos ganas de nada cuando estamos perezosos, el movimiento dará energía a nuestro cuerpo y a nuestra mente, que se activará, y querrá más, y así conseguiremos permanecer mucho más activos.
Scroll al inicio