Notice: Undefined index: options in /home/wavies/becasestudio.wavi.es/wp-content/plugins/elementor-pro/modules/theme-builder/widgets/site-logo.php on line 194

Becas Estudio

Consejos para redactar una carta de presentación

Facebook
Twitter
LinkedIn

Algunas convocatorias de becas incluyen entre sus requisitos la redacción de una carta de presentación. También debemos confeccionarla cuando enviamos un currículum para aspirar un puesto de trabajo, como complemento a la información de éste. La carta expresa las motivaciones que nos llevan a solicitar la beca o el puesto de trabajo, y cuenta por qué somos los mejores aspirantes para ello. En ambos casos, es parte fundamental del proceso y debemos redactarla bien.

  1. Debes despertar el interés en el primer párrafo. Si la carta se envía como respuesta a un anuncio de un puesto vacante, explica por qué quieres ese trabajo para ti y si la mandas por iniciativa propia tiene que quedar claro que conoces la empresa y por qué te diriges a ella para querer formar parte de su plantilla. Es el momento de demostrar tu preparación y tu potencial. Y tiene que quedar patente ese aire de “exclusividad” en el envío. No hagas copia – pega de modelos estándar.
  2. Antes de redactar la carta debes informarte bien sobre la empresa y el puesto de trabajo. Lo mismo en el caso de una beca. Incluso si puedes averiguar quién lleva a cabo la selección sería ideal para dirigirte de manera personal a esa persona (en el caso de una carta en respuesta a un anuncio). En el caso de una autocandidatura, habitualmente se manda al directivo del área a la que te presentas.
  3. La carta debe presentar en su contenido tus motivaciones, aspiraciones y habilidades. No te pases de autobombo ni te quedes corto, debes ser realista y explicar tus puntos fuertes, aquello que se te da mejor, eso por lo que te deben escoger a ti o por qué te entusiasma el sector en el que se mueve la empresa en cuestión.
  4. La carta no es un resumen del currículum. Debes contar más, por ejemplo, algún caso de éxito relacionado con anteriores experiencias laborales, aquella formación que es fundamental para el proyecto profesional al que deseas unirte. Encontraréis muchos modelos de cartas de presentación en la red, tomadlos como referencia pero siempre personalizados, recordad que se trata de demostrar vuestra valía, vuestras ganas, vuestro entusiasmo, vuestros conocimientos y todo aquello que podáis aportar a la empresa o proyecto y que os diferencia del resto.
  5. La forma de la carta es tan importante como el fondo. Por eso, es imprescindible que no haya faltas de ortografía ni gramaticales. Escapa de las redundancias, las frases que no aportan nada y las pomposidades. Sé claro en tu exposición, con elegancia. No seas coloquial. No superes una carilla de folio para que su lectura no se convierta en tediosa. Si la envías por Internet, debes cumplir las mismas reglas de cortesía y ortografía.
  6. Finaliza la carta emplazando a la persona que la está leyendo a continuar hablando en una entrevista personal. Por eso, se aconseja una despedida que incluya algo como “agradeciendo de antemano su interés por mi candidatura, quedo a su disposición para un futuro encuentro personal para continuar tratando estos y otros asuntos”.
Scroll al inicio